Región

Expertos difieren en proyecciones de crecimiento para 2006 y 2007

José Ramón Valente dice que apenas “rasguñamos” el 5%. En tanto, Joseph Ramos y Jorge Marshall plantean entre 5,5 y 6%.
LINA CASTAÑEDA
Jueves 15 de junio de 2006

EL MERCURIO

Aunque coinciden en que la incertidumbre externa será una fiel acompañante durante el resto del año, a la hora de hacer estimaciones para la economía chilena en lo que queda de 2006 y en 2007, las opiniones de expertos son encontradas.

Tanto el presidente de Expansiva, Jorge Marshall; como el decano de la Facultad de Economía de la Universidad de Chile, Joseph Ramos, se la juegan por un crecimiento económico entre 5,5 y 6% en el segundo semestre de este año y durante 2007.

Opinión de la cual difiere José Ramón Valente, director ejecutivo de Econsult, quien sostiene que después de crecer al 6% en 2004 y 2005, la tendencia actual de la economía chilena es que está “rasguñando” el 5%, e incluso podría ser menor si se desacelera la economía mundial.

Los expertos participaron ayer en el seminario “Panorama Económico: Cobre vs. Dólar ¿Equilibrio Imposible?”, organizado por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS). Pero más que referirse al tema del encuentro, orientaron sus presentaciones a reflexionar sobre la coyuntura de incertidumbre por la que atraviesan los mercados, ante el riesgo de una aceleración de las alzas de tasas de interés en Estados Unidos, que pueda tener efectos significativos en la economía mundial.

Pese al escenario externo, Ramos se mostró optimista y refrendó las proyecciones que hasta abril tenían los expertos para la economía chilena, sobre todo por la fuerte inversión que hubo el año pasado, que aumenta la capacidad productiva y evidencia el optimismo de las empresas de que van a vender sus productos, así como por el crecimiento del empleo que traerá mayor demanda y mayor consumo.

Marshall dice que la sobrerreación de los mercados por la situación en Estados Unidos se va a corregir, aunque los temores que han llevado a una caída en los precios de los activos van a permanecer. Con todo, sostiene que nuestro país está muy bien protegido, porque la política monetaria o de tasa de interés y la política fiscal de superávit estructural operan como amortiguadores.

En 2004, el fisco tuvo un superávit de US$ 2.000 millones; en 2005, otros US$ 5.000 millones, y este año adicionaría entre US$ 8.000 y US$ 9.000 millones más. “La economía chilena está en una trayectoria de crecimiento entre 5,5 y 6% y va a permanecer en ella”, enfatizó.

Valente dice que si bien con las finanzas públicas tenemos ahorro para vivir más tranquilos que otros países que han gastado la bonanza de los últimos años, si la economía mundial se desacelera de 4 a 2%, eso afecta a las empresas chilenas exportadoras, lo que debilita el empleo.

Política monetaria

Los agentes económicos están hoy expectantes ante la decisión que debe adoptar el Banco Central en su sesión de política monetaria. Algunos analistas apuestan a una nueva pausa y a la mantención de la tasa de interés en 5% anual para lograr mayor información sobre la evolución de la economía interna y externa, para luego seguir con el ajuste gradual y cerrar el año con una tasa de 5,5 a 5,75%. Pero aun cuando en el escenario más probable el Central mantendría la tasa, Inversiones Security le asigna una probabilidad entre 30 y 40% a la alternativa de un aumento de 25 puntos básicos, dada la consolidación del escenario de mayores presiones inflacionarias para los próximos trimestres, la depreciación del peso y las alzas en los combustibles, entre otros.

ANÁLISIS DEL ACTUAL ESCENARIO

JORGE MARSHALL

“Estamos atravesando un punto de inflexión en las condiciones de funcionamiento de la economía mundial, más marcado el último mes. Como país hemos comprado suficientes seguros y si la economía internacional se desacelera, tenemos mecanismos de amortiguación para que no nos afecte”.

JOSEPH RAMOS

“Aún la inversión pública y la privada no se han ajustado a los mayores ingresos del cobre. Eso va a manifestarse en el segundo semestre de este año y en 2007 el gobierno dispondrá de ingresos permanentes derivados del cobre de US$ 1.500 a US$ 2.000 millones que se inyectarán a la economía”.

JOSÉ R. VALENTE

“Sube el precio del cobre, baja el tipo de cambio y no podemos competir. Creo que tenemos en el gobierno muchos Friedman o Keynes, muchos economistas y pocos Bill Gates. Me da la impresión que nos faltan personas que piensen en cómo hacer grandes reformas que necesitamos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s